Arts1927194637043725c arto1937

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: eredad que tiene a su favor estos signos exteriores. B.J. 20101 Arto. 1642.­ Las zanjas o acequias abiertas entre las heredades se presumen también medianeras, si no hay título o signo que demuestre lo contrario. Arto. 1639 C. Hay signo contrario a la medianería, cuando la tierra o broza sacada para abrir la zanja o acequia o para su limpieza, se halla de un solo lado, en cuyo caso la propiedad de la zanja o acequia pertencecerá exclusivamente al dueño de la heredad que tenga a su favor este signo exterior. 5 .­ Viga que, colocada horizontalmente, sirve en los edificios para sostener otras o para sujeción y enlace de las construcciones. 398 Arto. 1643.­ La presunción que establece el artículo anterior, cesa cuando la inclinación del terreno obliga a echar la tierra a un solo lado. Arto. 1644.­ Los dueños de los predios están obligados a cuidar de que no se deterioren la pared, zanja, acequia o seto medianeros; y si por el hecho de alguno de sus dependientes o animales se deterioran, deben reponerlos, pagando los daños y perjuicios que se hubieren causado. Artos. 2509­1510 y sigts. C. Arto. 1645.­ La reparación y construcción de paredes medianeras y el mantenimiento de los vallados, setos vivos, zanjas y acequias también medianeros, se costeará por todos los dueños de las fincas que tengan a su favor la media nería, en proporción al derecho de cada uno. Sin embargo, todo propietario puede dispensarse de con tribuir a esta carga, renunciando a la medianería, salvo el caso en que la pared medianera sostenga un edi ­ ficio suyo. Artos. 1268­1562­1576­1578­1653­1696­1697­1813 C.; B.J. 10839 Arto. 1646.­ Si el propietario de un edificio que se apoya en una pared medianera, quisiere derribarlo, podrá igualmente renunciar a la medianería; pero serán de su cuenta todas las reparaciones y obras necesarias para evitar, por aquella vez solamente, los daños que el derribo pueda ocasionar a la pared medianera. Si no renuncia, además de esta obligación, queda sujeto a lo que le impongan los artículos 1644 y 1645. Artos. 1666­1668 C.; B.J. 8416­14183 Cons. III 16666 Arto. 1647.­ En todos los casos, y aún cuando conste que una cerca o pared divisoria pertenece exclusivamente a uno de los predios contiguos, el dueño del otro predio tendrá el derecho de hacerla medianera en todo o parte, aún sin el consentimiento de su vecino, pagándole la mitad del valor del terreno en que está hecho el ce rramiento, y la mitad del valor actual de la porción de cerramiento cuya medianería pretende. En ningún caso el dueño de la pared o cerca podrá exigir al vecino que la haga medianera. 399 Artos. 1666­1668 C. Arto. 1648.­ Todo propietario puede alzar la pared medianera, haciéndolo a sus expensas, e indemnizando los perjuicios que se ocasionen con la obra, aunque sean temporales. Artos. 1652­1814 inc. 2º C. Serán igualmente de su cuenta los gastos de con servación de la pared en lo que ésta se haya levantado, o profundizado sus cimientos respecto de como estaban antes; y además la indemnización de los mayores gastos q...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online