Arto 1590 pr bj 262 cons vi 710 13810 cons ii 14593

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: a se acabe. Artos. 308 inc. 2º C. Capítulo V De la guarda judicial del menor adulto Arto. 324.- El varón de quince años y la mujer de catorce que carecieren de guardador, podrán pedirlo al Juez, designándolo. El Juez oyendo al Ministerio Público, confirmará el nombramiento, a no haber justa causa en contrario; y se observará primero lo dispuesto en los artículos 321 y 322. Artos. 276-277 C.; 589 Pr. Arto. 325.- Podrá el guardador ejercer, en cuanto a la crianza y educación del menor, las facultades conferidas al guardador del impúber. Se aplica al menor lo dispuesto en el Arto. 249. Arto. 326.- El guardador representa al menor adulto de la misma manera que el guardador al impúber. Podrá el guardador no obstante, si lo juzgare conveniente, confiar al pupilo la administración de alguna parte de los bienes pupilares no comprendidos en el Arto. 325; pero deberá autorizar bajo su responsabilidad los actos del pupilo en esta administración. Arto. 277 C. Se presumirá la autorización para todos los actos ordinarias anexos a ella. Arto. 3296 C. Arto. 327.- El pupilo tendrá derecho para solicitar la intervención del Ministerio Público cuando de alguno de los actos del guardador le resulte manifiesto perjuicio. El Ministerio Público encontrando fundado el reclamo, ocurrirá al Juez. Artos. 557 inc. 2º-558 Pr. Capítulo VI De la guarda especial Arto. 328.- Los jueces darán a los menores guardadores especiales, en los casos siguientes: 1º Cuando los intereses de dichos menores estén en oposición con los de sus padres, bajo cuyo poder se encuentren. Arto. 245 C. 2º Cuando el padre o madre perdiere la administración de los bienes de sus hijos. 3º Cuando los hijos adquieran bienes cuya administración no corresponda a sus padres. 4º Cuando los intereses de los menores estuvieren en oposición con los de su guardador general o especial. 5º Cuando sus intereses estuvieren en oposición con los de otro pupilo que con ellos se hallare bajo un guardador común, o con los de otro incapaz, de que el guardador lo sea. 6º Cuando adquieran bienes con la cláusula de ser administrados por persona determinadas, o de no ser administrados por su guardador. Arto. 250 C. 7º Cuando se retarda por alguna causa el discernimiento de una guarda o durante ella sobreviene embarazo que por algún tiempo impida al guardador seguir ejerciéndola. 8º En los demás casos prescritos en este Código. Arto. 329.- Los guardadores para pleito o ad litem, serán dados por el Juez que conoce del pleito, y obtenida su aceptación, se les autorizará para el ejercicio de su cargo. Estos guardadores no están obligados a la confección de inventario, sino sólo a otorgar recibo de los documentos, cantidades o efectos que se pongan a su disposición para el desempeño de su cometido, y de los que dará cuenta fiel y exacta. Capítulo VII Guarda de los dementes Arto. 330.- Ninguna persona será tenida por demente para los efectos que en este Código se determinen, sin que la demencia sea previamente verificad...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online