Pero si en el paisaje tico de la ciencia poltica

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: 81), comprobando lo que alguna vez escribió Oran Young: “Por encima de todo, hay indicios de que los desacuerdos en el campo de la ciencia política son mucho más amplios y radicales en el nivel del análisis abstracto y epistemológicos, que en el nivel más concreto de la investigación práctica” (Young, 1968:72). Ahora bien, regresando a la historia del pensamiento político, hay que aclarar que tiene razón Gunnell cuando explica que el movimiento con tra el que se dirigían los ataques de Skin ner, Dunn y Pocock fue una 25 Héctor Zamitiz Gamboa respuesta a la hostilidad de la ciencia política de posguerra, en con tra de la historiografía del pensamiento político y como una afirmación de la permanente idoneidad de una ciencia política no cuantitativa y no conductista. No obstante, Richard Tuck hace dos importantes señalamientos a Gunnell: en primer lugar, aunque las observaciones de Easton eran aplicables a Strauss o Arendt, “los objetivos reales de su crítica explícita eran mucho más a estudiosos rutinarios de la dé...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online