King, Stephen - La Torre Oscura VI - Cancion de Susannah.pdf - Cancion de Susannah Stephen King La Torre Oscura VI Cyanotic tree Para Tabby quien supo

King, Stephen - La Torre Oscura VI - Cancion de...

This preview shows page 1 - 7 out of 308 pages.

Susannah de Cancion Stephen King La I V Oscura Torre Cyanotic tree
Para hecho estuvo cuando supo quien Tabby,
Ve entonces, Hay otros mundos además de este John "Jake" Chambers Soy una doncella en constante pesar He visto problemas todos mis días Todos están ocupados y yo debo vagar No tengo amigos a quien mostrarles mi camino...” Tradicional "Fair is whatever God wants to do." Leif Enger Peace Like a River
Primera Estrofa: Caída del Haz Primera Estrofa: Caída del Haz Primera Estrofa: Caída del Haz UNO UNO ¿Cuánto tiempo permanecerá la magia? Al principio nadie contestó a pregunta de Roland, y así es que él preguntó otra vez, esta vez mirando a través de la sala de estar de la rectoría hacia donde Henchick de los Manni estaba sentado con Cantab, quien se había casado con una de las numerosas nietas de Henchick. Los dos hombres se sujetaban las manos a la manera de los Mannis. El viejo había perdido una nieta ese día, pero si sufría por eso, la emoción no descompuso su cara. Al lado de Roland sin que nadie le sujetara la mano esta sentado un silencioso y palidísimo Eddie Dean. A su lado sentado en el piso con las piernas cruzadas estaba Jake Chambers. Había jalado a Acho a su regazo, cosa que nunca antes había visto Roland que ningún Bilibrambo permitiera. Ambos Eddie y Jake estaban manchados de sangre. La de la camisa de Jake pertenecía a su amigo Benny Slightman. La que cubría a Eddie era de Margaret Eisenhart, una vez Margaret de Redpath, la nieta perdida del viejo patriarca. Ambos Eddie y Jake se miraban tan agotados como el mismo Roland, pero él sabía que no habría descanso para ellos esta noche. A la distancia desde el pueblo llegaban los sonidos de los fuegos artificiales, los cantos y la celebración. No hay nada que celebrar aquí. Benny y Margaret están muertos y Susannah se ha ido. -Henchick, dígame se lo ruego ¿Cuánto tiempo permanecerá la magia? El viejo se acarició la barba suavemente -Pistolero - Roland - No puedo decirlo, la magia de la puerta en la cueva está más allá de mí. Como debes saber. -Dime que piensas basado en lo que sabes Eddie levanto sus manos; estaban sucias con sangre bajo las uñas y le temblaban: "Dilo Henchick" dijo con una voz baja y humilde que Roland nunca antes había oído: "Dilo te lo ruego".
Rosalita la mujer que trabajaba con el Padre Callahan entró con una bandeja. Traía tazas y una humeante cafetera. Ella había tenido tiempo para cambiarse la ropa ensangrentada, los polvorientos jeans y la sucia camisa por una bata, pero sus ojos seguían conmocionados. La miraron con atención como pequeños animalitos desde sus madrigueras. Ella sirvió el café y repartió las tazas sin decir palabra. No se había quitado toda la sangre, Roland lo notó cuando tomó la taza. Había una manchita en el dorso de su mano derecha. ¿De Margaret o de Benny? No lo sabía. Los lobos habían sido derrotados, si regresaban o no a Calla Bryn Sturgis eso era asunto del ka. El suyo era Susannah Dean que había desaparecido llevándose la Trece Negra con ella.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture