ROSAURA Honras se\u00f1ora a quien te CLOTALDO En el poco tiempo

Rosaura honras señora a quien te clotaldo en el poco

This preview shows page 61 - 66 out of 113 pages.

ROSAURA Honras, señora, a quien te obedece. (14) 1785 CLOTALDO En el poco tiempo, Astrea, que ha que te conozco, tienes de mi voluntad las llaves; por esto, y por ser quien eres, me atrevo a fiar de ti (15) 1790 lo que aun de mí muchas veces recaté. ROSAURA Tu esclava soy. CLOTALDO Pues, para decirlo en breve, mi primo Astolfo (bastara
Image of page 61
que mi primo te dijese, 1795 porque hay cosas que se dicen con pensarlas solamente) ha de casarse conmigo, si es que la fortuna quiere que con una dicha sola 1800 tantas desdichas descuente. Pesóme que el primer día echado al cuello trujese el retrato de una dama. Habléle en él cortésmente; 1805 es galán y quiere bien; fue por él, y ha de traerle aquí. Embarázame mucho que él a mí a dármele llegue. Quédate aquí y cuando venga [145] 1810 le dirás que te le entregue a ti. No te digo más. Discreta y hermosa eres; bien sabrás lo que es amor. (Vase . ) ROSAURA ¡Ojalá no lo supiese! 1815 ¡Válgame el cielo! ¿Quién fuera tan atenta y tan prudente que supiera aconsejarse hoy en ocasión tan fuerte? ¿Habrá persona en el mundo 1820 a quien el cielo inclemente con más desdichas combata y con más pesares cerque? ¿Qué haré en tantas confusiones, donde imposible parece 1825 que halle razón que me alivie,
Image of page 62
ni alivio que me consuele? Desde la primer desdicha no hay suceso ni accidente que otra desdicha no sea; 1830 que unas a otras suceden, herederas de sí mismas. A la imitación del fénix, unas de las otras nacen, viviendo de lo que mueren; 1835 y siempre de sus cenizas está el sepulcro caliente. Que eran cobardes, decía un sabio, por parecerle que nunca andaba una sola; [146] 1840 yo digo que son valientes, pues siempre van adelante, y nunca la espalda vuelven. Quien las llevase consigo, a todo podrá atreverse, 1845 pues en ninguna ocasión no haya miedo que le dejen. Dígalo yo, pues en tantas como a mi vida suceden, nunca me he hallado sin ellas, 1850 ni se han cansado hasta verme, herida de la fortuna en los brazos de la muerte. ¡Ay de mí! ¿Qué debo hacer hoy en la ocasión presente? 1855 Si digo quién soy, Clotaldo, a quien mi vida le debe este amparo y este honor, conmigo ofenderse puede; pues me dice que callando 1860 honor y remedio espere.
Image of page 63
Si no he de decir quién soy a Astolfo, y él llega a verme, ¿cómo he de disimular? Pues aunque fingirlo intenten 1865 la voz, la lengua y los ojos, les dirá el alma que mienten. ¿Qué haré? ¿Mas para qué estudio lo que haré, si es evidente que por más que lo prevenga, 1870 que lo estudie y que lo piense, en llegando la ocasión ha de hacer lo que quisiere el dolor? Porque ninguno imperio en sus penas tiene. 1875 Y pues a determinar lo que ha de hacer no se atreve el alma, llegue el dolor [147] hoy a su término, llegue la pena a su extremo y salga 1880 de dudas y pareceres de una vez; pero hasta entonces ¡valedme, cielos, valedme! ( Sale ASTOLFO con el retrato .) ASTOLFO Éste es, señora, el retrato; mas ¡ay Dios! ROSAURA ¿Qué se suspende 1885 Vuestra Alteza? ¿Qué se admira? ASTOLFO De oírte, Rosaura, y verte. ROSAURA ¿Yo Rosaura? Hase engañado Vuestra Alteza, si me tiene por otra dama; que yo 1890 soy Astrea, y no merece mi humildad tan grande dicha
Image of page 64
que esa turbación le cueste. ASTOLFO
Image of page 65
Image of page 66

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 113 pages?

  • Spring '18
  • israel

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture