MacDonalds no cae en esta confusi\u00f3n ya que nunca ha afirmado que cien mil

Macdonalds no cae en esta confusión ya que nunca ha

This preview shows page 111 - 113 out of 226 pages.

(MacDonald’s no cae en esta confusión, ya que nunca ha afirmado que cien mil millones de personas hayan comido sus hamburguesas). Al margen de las cantidades, la industria periodística es indispensable y a pesar de algunos descensos en la circulación (contrarrestados por aumentos notables en periodos de crisis) es probable que siga siendo lucrativa. Aunque no tienen más remedio que ceder a la televisión la cobertura inmediata de la noticia, los periódicos siguen abordando los acontecimientos con mayor profundidad que la televisión, gracias a los reportajes contextualizadores, los artículos de opinión y los análisis comprensibles. Pero hay espacio de sobra para diferentes medios de comunicación. Ver una noticia o un acontecimiento deportivo en televisión, oír por la radio un comentario al respecto o espiar una conversación entre dos ordenadores tiende a aumentar mi interés por saber lo que dirá la prensa al día siguiente. La verdad es que multiplicar los vínculos con otros medios podría multiplicar la cantidad de lectores de la generación X. - Página 111
Image of page 111
Aún escasean en Rusia los ordenadores, el telefax y los escáneres La información y los comisarios Sin ordenadores, sin telefax, sin módem y sin escáneres, nuestra comprensión de los acontecimientos y situaciones rebasaría con mucha más frecuencia nuestro horizonte de complejidad. No es absurdo sugerir que el fracaso de la economía dirigida en la antigua Unión Soviética y la Europa del Este pudo deberse tanto a limitaciones teórico-informativas como a limitaciones políticas. Es muy posible que a los comisarios les fastidiara cada vez más la coordinación centralizada del creciente diluvio de datos sobre cosas como provisiones, vituallas y racionamientos. La situación es difícil de cuantificar, a pesar de su generalización. En la actualidad, cuando una impresora láser puede transformar un ordenador personal en una editorial o una imprenta, nuestra capacidad para clasificar y recuperar información va muy por detrás de nuestra capacidad para producirla. Conforme se multiplican los informes de carácter profesional y empresarial, las publicaciones científicas especializadas, los diarios y otras publicaciones periódicas, las bases de datos y el correo electrónico, los manuales y otros libros, crece entre ellos exponencialmente la cantidad de interdependencias. Hacen falta nuevas formas de clasificar, ordenar y conectar con el tráfico de las autopistas de la información del futuro si queremos introducimos en los almacenes de datos en bruto que hay esparcidos en ellas. Necesitamos conocer un poco las ideas matemáticas y estadísticas básicas si queremos evitar la situación descrita por el informático Jesse Shera cuando parafraseaba a Coleridge: «Datos, datos por todas partes, pero ninguna idea para meditar».
Image of page 112
Image of page 113

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 226 pages?

  • Fall '19
  • Test, The American, Vida, Estados Unidos, Verdad, Segunda Guerra Mundial, Lógica

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

Stuck? We have tutors online 24/7 who can help you get unstuck.
A+ icon
Ask Expert Tutors You can ask You can ask You can ask (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes