A2 aplicaciones de la electrostática entre las

  • No School
  • AA 1
  • j.o.r
  • 19

This preview shows page 14 - 16 out of 19 pages.

A.2. APLICACIONES DE LA ELECTROSTÁTICA. Entre las principales aplicaciones de la electrostática podemos mencionar el pararrayos, el generador de Van de Graff, los filtros o precipitadores electrostáticos de partículas sólidas en suspensión, las fotocopiadoras, las impresoras de chorro de tinta, los tubos de rayos catódicos de TV, los aceleradores lineales de partículas, etc. El pararrayos tradicional se basa en el sistema concebido por Benjamin Franklin en 1.752. Consiste en un conductor metálico que une una torre o la parte más alta de un edificio a tierra. Cuando las nubes, cargadas negativamente, pasan por la zona, la punta del pararrayos atrae a electrones del aire, evitando que se acumule una gran carga positiva por inducción. No obstante, si por alguna razón no escapa carga suficiente del aire al cable metálico y se forma el rayo, éste será atraído al pararrayos, al poseer una elevada concentración de carga positiva por el efecto de las puntas, y llegará directamente al suelo sin dañar el edificio. El objeto principal del pararrayos es evitar incendios causados por rayos. El generador de Van der Graff ( figura A.4 ) permite producir altos voltajes, utilizados luego para acelerar partículas cargadas. Consta de una esfera metálica grande y hueca sostenida por un soporte aislante cilíndrico. Una banda de caucho, impulsada por un motor y dentro del soporte pasa por un conjunto de agujas metálicas, parecido a un peine, que se mantienen a un potencial positivo grande en relación con la tierra (unos 10 4 V). La carga positiva sobre la banda móvil se transfiere a la esfera metálica hueca por medio de las puntas metálicas colectoras. Como el campo eléctrico dentro del conductor es cero, la carga positiva pasa a la superficie externa de la esfera conductora, con lo que el interior de la esfera puede recibir más carga a medida que la sube la banda. El proceso es continuo y la carga se acumula hasta que el potencial positivo en la esfera es mucho mayor que el de la fuente de voltaje en la parte inferior (del orden de millones de voltios). Figura A.1. Figura A.2. Figura A.4.