Eso es muy cierto afirmó la mujer de rojo complacida

This preview shows page 13 - 16 out of 216 pages.

—Eso es muy cierto —afirmó la mujer de rojo, complacida y dispuesta a hacer las paces. Los niños se miraron y, como los adultos no les estaban prestando mucha atención, no se fijaron en que la chica apretó la mano del chico, ni en la mirada que cruzaron. El Duque hubiera reconocido esa mirada. Había pasado largos años en las devastadas fronteras del norte, donde las aldeas eran asediadas constantemente y los campesinos luchaban sin mucha ayuda ni del Rey ni de nadie. Había visto a una mujer, descalza e impávida en su puerta, enfrentándose a una fila de bayonetas. Conocía la mirada de una persona que defendía su hogar sin nada salvo una piedra en la mano. - Página 13
Image of page 13

Subscribe to view the full document.

e pie al borde de una carretera llena de gente, bajé la mirada hasta los ondulados campos y las granjas abandonadas del Valle Tula, y vi la Sombra por primera vez. Mi regimiento estaba a dos semanas de marcha del campamento militar de Poliznaya, y aunque el sol del otoño era cálido me estremecí dentro de mi abrigo mientras observaba la niebla que yacía como una mancha sucia en el horizonte. Un pesado hombro me golpeó por detrás. Tropecé y casi me caí de cara sobre el barro de la carretera. —¡Eh! —gritó el soldado—. ¡Ten cuidado! —¿Por qué no tienes cuidado tú con tus pies de elefante? —solté, y me produjo cierta satisfacción el gesto de sorpresa que cruzó su ancho rostro. La gente, especialmente los hombres grandes con rifles grandes, no esperan que una flacucha como yo les conteste. Siempre se quedan un poco aturdidos. El soldado se recuperó rápidamente y me lanzó una mirada envenenada mientras se ajustaba la mochila a la espalda. Después desapareció en la caravana de caballos, hombres, carros y vagones que bajaban desde la cima de la colina hasta el valle que había abajo. Aligeré el paso, tratando de mirar por encima del gentío. Había perdido de vista la bandera amarilla del carro de los cartógrafos hacía horas, y sabía que me había quedado muy atrás. Mientras caminaba, aspiré los aromas verdes y dorados del bosque en otoño, mientras la suave brisa soplaba a mi espalda. Estábamos en la Vy, la ancha carretera que tiempo atrás conducía desde Os Alta hasta las acaudaladas ciudades portuarias de la costa occidental de Ravka. Pero eso era antes de la Sombra. En algún lugar entre el gentío, alguien estaba cantando. ¿Cantando? ¿Qué idiota se pone a cantar de camino a la Sombra? Volví a echar una ojeada a esa mancha en el horizonte y tuve que reprimir un escalofrío. Había visto la Sombra en muchos - Página 14
Image of page 14
mapas, un tajo oscuro que había separado a Ravka de su única salida al mar, dejándola aislada. A veces la mostraban como una mancha, y otras, como una nube sombría y sin forma. Y luego estaban los mapas que tan solo mostraban la Sombra como un lago largo y estrecho, llamándolo por su otro nombre, el Nocéano, un nombre pensado para tranquilizar a los soldados y mercaderes y así fomentar las travesías.
Image of page 15

Subscribe to view the full document.

Image of page 16
  • Fall '19
  • The Land, Vida, Pelo, Hombro, Dibujo, El País, Oscuridad

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern

Ask Expert Tutors You can ask 0 bonus questions You can ask 0 questions (0 expire soon) You can ask 0 questions (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes