Entonces para que los automovilistas pudieran entrar

This preview shows page 87 - 89 out of 133 pages.

entonces para que los automovilistas pudieran entrar al garage tenían que seguir por la avenida hasta la Parada 23 y dar la vuelta por la Marginal para entonces ir a echar la gasolina. El dueño entonces se arruinó porque nadie quería virar y dar la vuelta para entrar al garage. No fue que le privó todo acceso, pero le privó el acceso a la avenida. El individuo dice: "que me pague." Este caso hay que cogerlo a favor del gobierno, según resuelven los casos de E.L.A. v. Rodríguez, 103 DPR 636 (1975) y Texaco v. Secretario, 85 DPR 712 (1962). El Supremo nos dice que hay que balancear los intereses públicos con el interés privado. En este caso el balance favoreció al gobierno porque no se le privó al dueño de todo uso productivo de su terreno . Restricciones al derecho de propiedad por razón de vecindad El propósito de todas las restricciones que el Código Civil establece por razón de vecindad es el evitar pleitos entre vecinos. Para evitar pleitos entre vecinos el
88 Código establece las siguientes normas: 1. árboles y arbustos - la Sección 1803 del Título 31 de LPRA establece que no se podrán sembrar árboles a menos de dos metros de la colindancia con el vecino o arbustos a 50 centímetros de la colindancia. ¿Y qué puede hacer el vecino si usted viola eso? El vecino puede pedir al Tribunal que le ordene destruirlos o que los siembre a la distancia apropiada. 2. El Art. 529 del Código dispone que los árboles existentes en un seto vivo medianero se presumen también medianeros, y cualquiera de los dueños tiene derecho a pedir al tribunal que ordene que se derribe. Sin embargo, si dichos árboles sirven de mojones en una colindancia, no podrán derribarse excepto de común acuerdo entre los colindantes. 3. aguas que discurren entre vecinos - ahí tenemos un caso normativo que nos aclara este problema. Se llama Collazo v. The Shell Co., 110 DPR 327 (1980), que interpreta la Sección 1711 del Título 31 de LPRA. Dice el caso que las aguas entre vecinos están reglamentadas por la ley y reglamentos de Planificación y la Ley de Aguas, siendo el Código Civil derecho supletorio. Bajo esas leyes y bajo el Código Civil que coinciden, el propietario de un predio inferior sólo viene obligado a recibir en su predio las aguas que descienden naturalmente y sin obra del hombre. Así que si ustedes ven, por ejemplo, que alguien hizo una piscina en su casa y como resultado luego las aguas descienden donde el vecino, ¿sería válido? No. Porque la piscina es obra del hombre. La finca enclavada La Sección 1731 del Título 31 de LPRA la define como aquella que no tiene acceso a camino público. Consecuencia: el dueño de una finca enclavada tiene derecho a que la corte le ordene al vecino que le dé acceso hasta la vía pública. ¿Tiene que pagar? Como regla general el dueño de la finca enclavada tiene que pagar el costo del terreno que va a utilizar para pasar por sobre el colindante.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture