entra en escena un elemento que es m\u00e1s espec\u00edfico de la terminolog\u00eda que del

Entra en escena un elemento que es más específico

This preview shows page 44 - 46 out of 93 pages.

entra en escena un elemento que es más específico de la terminología que del léxico general: la normalización . Esta ayuda a los usuarios a lograr un grado de economía, precisión e idoneidad en su comunicación mayor de lo que es normal (Sager 1993:178), y, en Terminología, se dispone construir un sistema coherente de términos y definiciones que evite los defectos de comunicación que se producen por el uso libre y caótico de términos incorrectos, sobre todo entre personas con diferentes actividades (Fuentes 1995). La Lingüística defiende la libre evolución de las lenguas, rechazando cualquier tipo de intervención y prescripción –al menos, en principio, pues no hay que olvidar que la enseñanza de la lengua ha sido y, en parte, sigue siendo, de talante normativo–, debido a que se considera que ello conlleva un empobrecimiento del idioma. La única norma aceptable, pues, es la descriptiva , basada en el uso lingüístico. En cambio, para la Terminología, la evolución libre de la lengua llevaría a una confusión inaceptable promovida por la gran productividad de términos (y conceptos), de forma que se hace “transposición de los significados de una lengua a los significados de otra lengua”. Esto es así porque los significados de las terminologías se conocen en la medida en que se conocen las ciencias y las técnicas a las que corresponden, y no en la medida en que se conoce la lengua (Coseriu 1981a:97-8). 47 Este ámbito de uso permite, por otra parte, abarcar el inventario de un lenguaje de especialidad, pero no tanto el del lenguaje común, ya que no resulta evidente en qué situaciones comunicativas se hace servir (Hoffmann 1998a: 50). El ámbito de uso se relaciona con una de las diferencias entre léxico general y léxico terminológico: la frecuencia de uso, mayor en el caso del vocabulario general al constituir la herramienta léxica necesaria para todos los tipos de comunicación; en cambio, los tecnicismos son ignorados por la gran mayoría de los hablantes por ser empleados en situaciones de comunicación en que no intervienen más que especialistas (Guilbert 1973:7).
Image of page 44
necesaria la normalización de los términos a partir de líneas directrices unificadas de carácter supralingüístico debido al enfoque internacional de aquellos. Por tanto, la norma solo puede ser prescriptiva (Cabré 1993:84; Wüster 1998:23-4). Por otro lado, es cierto que, en una comunicación entre especialistas, resulta más fácil utilizar una mayor proporción de términos normalizados, mientras que, cuando existen diferencias entre los interlocutores –como ocurre en la enseñanza o en la divulgación–, es necesario utilizar una mayor proporción de términos, definiciones, paráfrasis y circunloquios (Sager 1993:178). No quiero detenerme más en este punto, pues en el primer capítulo ya se trató de las características pragmáticas que envuelven al tecnolecto y, en concreto, de cómo el contexto competencial (en que se incluyen diversos factores) determina el uso y la comprensión de las lexías. Posteriormente, se abordará, insisto, la especificidad semántica del tecnolecto. 2.1.2. Tipos de términos según el ámbito de uso: la divulgación de la ciencia.
Image of page 45
Image of page 46

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture