Entonces una mirada y pr\u00e1ctica diferencial tiene que vigualmente con el uso de

Entonces una mirada y práctica diferencial tiene que

This preview shows page 7 - 10 out of 31 pages.

favor del capital y del patrón de poder global. Entonces, una mirada y práctica diferencial, tiene que ver igualmente con el uso de la cultura como mecanismo legítimo de defensa y como instrumento de (re)afirmación política e identitaria, así como escenario para la producción-coproducción de sentidos y la configuración de una multiplicidad de agenciamientos y emprendizajes autónomos. En esta perspectiva, la cultura se asume entonces “como un activo político de las comunidades que resisten ─en la mayoría de los casos─ paradójicamente al modelo económico imperante (Rojas, 2015: 16). 7
Image of page 7
Montenegro y Zambrano, 2014: 19). Todo esto, en la perspectiva de consolidar un mercado globalocal de la diversidad cultural. Dicho de otra manera, la característica central del capitalismo y de las dinámicas económicas contemporáneas tiene una estrecha relación con la apropiación, resignificación y refuncionalización de diversos aspectos de la vida para convertirlos en relaciones mercantiles. Ciertamente, Las redes comerciales de todo tipo y naturaleza tejen una red en torno a la totalidad de la vida humana, mercantilizando toda experiencia de vida [...] Ahora la economía ha puesto sus miras en la última esfera de la actividad humana que restaba por mercantilizar: la cultura. Los rituales culturales, las actividades comunitarias, las reuniones sociales, el arte, los deportes y los juegos, los movimientos sociales y la actividad cívica, todo resulta invadido por la esfera comercial. El gran tema para los años venideros es ver si la civilización puede sobrevivir a una amplia reducción de la esfera estatal y cultural en la cual el ámbito comercial queda como mediador exclusivo y primordial de la vida humana (Rifkin, 2000: 21). Nos asiste entonces, una reconversión económica que ha derivado en una amplia y variada oferta material y simbólica, donde confluyen mercancías convencionales, bienes culturales, imágenes, marcas, mensajes, ´manifestaciones extrañas´ propias de las otrora ´terquedades culturales´, y general, los productos que definen las emergentes distinciones y engendran cruces entre lo moderno y lo tradicional. Esta mixtura da cuenta de cruces de las herencias indígenas y coloniales con el arte contemporáneo y las culturas electrónicas [...] que entre otras cosas han exigido a los migrantes campesinos adoptar sus saberes para vivir en la ciudad, y sus artesanías para interesar a los consumidores urbanos [...] Así se entiende el trueque de lo campesino con lo transnacional, los embotellamientos de coches frente a las manifestaciones de protesta, la expansión del consumo junto a las demandas de los desocupados, los duelos entre mercancías y comportamientos venidos de otras partes (García, 1989: 14). 8
Image of page 8
La comercialización e industrialización de la vida cotidiana unida al fenómeno massmediático, han redefinido el orden simbólico por la lógica del mercado, estableciendo otros mapas de sentido y/o nuevos referentes de identidad o identificación ─esto referido a su carácter móvil y contextual─, estableciendo experiencias y conductas itinerantes y travestidas, congruentes con el tipo de sociedad que nos habita.
Image of page 9
Image of page 10

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 31 pages?

  • Fall '19
  • Antropología, Capitalismo, Ontología

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture