aqu\u00ed en este mundo visible entendi\u00f3 comprendi\u00f3 y domin\u00f3 por s\u00ed mismo el Dharma

Aquí en este mundo visible entendió comprendió y

This preview shows page 56 - 58 out of 357 pages.

aquí, en este mundo visible, entendió, comprendió y dominó por sí mismo el Dharma; buceó profundamente en él; trascendió la duda; hizo a un lado la perplejidad; ganó plena confianza; vivió la vida; hizo lo que debía hacerse; destruyó el grillo del renacimiento; comprendió el Dharma como es verdaderamente en sí." 20 He aquí por qué el Lankáwtára-Sútra se esfuerza tanto en decirnos que el lenguaje es completamente inadecuado como expresión y comunicación del estado interior de Iluminación. Si bien sin lenguaje podemos pasar muy mal, al menos, nuestra vida práctica, debemos precavernos muy deliberadamente de confiarnos demasiado, traspasando los límites de su función. El Sútra da la principal razón de esto, y consiste en que el lenguaje es producto de dependencia causal, sujeto a cambio, inestable, mutuamente condicionado, y basado en el falso juicio sobre la verdadera naturaleza de la consciencia. Por esta razón el lenguaje no puede revelarnos el significado último de las cosas (paramártha). La célebre analogía del dedo y la luna es muy apropiada para ilustrar la relación existente entre el lenguaje y el sentido, entre el símbolo y la realidad. Si la Iluminación del Buda contuvo realmente tanto de eso, que él mismo no pudo demostrarla ni ilustrarla suficientemente con su "lengua larga y delgada" (prab- hútatanujihva) a lo largo de vida prolongada y pacífica, entregada a meditar y discurrir, ¿los inferiores a él cómo podrían esperar captarla, alcanzando la emancipación espiritual? Esta es la posición asumida por el Zen: por tanto, para comprender la verdad de la Iluminación de- bemos ejercitar algún otro poder mental, distinto a la intelección, si es que estamos en posesión de aquél.
Image of page 56
ENSAYOS SOBRE BUDISMO ZEN DAISETZ TEITARO SUZUKI GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL 57 El discurrir no llega a alcanzar la meta, pero con todo tenemos una insaciada aspiración en pos de lo inalcanzable. ¿Tendremos entonces que vivir y morir atormentados así, eternamente? Si es así, ésta es la situación más lamentable en la que nos hallamos en la tierra. Los budistas se contrajeron muy fervorosamente a la solución del problema y al fin llegaron a advertir que, dentro de nosotros, tenemos todo lo que necesitamos. Este es el poder intuitivo poseído por el espíritu y capaz de comprender la verdad espiritual que nos demostrará todos los secretos de la 20 Esta es la fórmula usual que se da como calificativo de un Arhat, la cual se hallará en todos los Nikáyas. 21 Capítulo II: "Sobre la Habilidad." vida, estructurando el contenido de la Iluminación del Buda. No es un proceso intelectual corriente de razonamiento, sino un poder que captará algo fundamentalísimo, en un instante y en sentido directo. Prajñá es el nombre que los budistas dieron a este poder, como ya dije, y el Budismo Zen aspira, en su relación con la doctrina de la Iluminación, a despertar el Prajñá mediante el ejercicio de la meditación. Leemos en el Saddharma- pundaríka:
Image of page 57
Image of page 58

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 357 pages?

  • Fall '18
  • Vida, Verdad, Zen, Sabiduría, Budismo

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture