La era del imperio tenaces que servían de guías y

  • No School
  • AA 1
  • juanjosesh
  • 38

This preview shows page 22 - 23 out of 38 pages.

LA ERA DEL IMPERIO tenaces que servían de guías y que pelearon contra los naturales en las fronteras de los establecimientos españoles durante todo el periodo colonial. En cuanto a las poblaciones indígenas de las islas del Caribe, fueron casi exterminadas por la viruela, el sarampión y otras enfermedades del Viejo Mundo contra las cuales no tenían inmunidad por el aislamiento total en que habían vivido durante milenios respecto a las demás razas. Aunque la mortandad a causa de las epidemias fue sin duda desoladora, las dimensiones de la despoblación aún se discuten debido a la falta de estadísticas confi ables (según algunas autoridades, es posible que la población de La Española haya sido de hasta ocho millones, mientras que otras la calculan aproximadamente en 50 000). La enfermedad, sumada a las presiones económicas, produjo una espiral de destrucción que acarreó enormes costos en vidas de indígenas. La mayoría de los colonizadores españoles eran campesinos bastos e incultos de Extremadura y Andalucía occidental, propensos a sublevarse y desacatar la autoridad, pues habían llegado a las islas del Caribe para hacer fortuna y luego volver a su tierra de origen. Su indiferencia hacia el bienestar de los indígenas era escandalosa y suscitó las protestas de otros españoles, sobre todo del clero. Su desaforada demanda de mano de obra nativa dio lugar a una explotación cruel, así como a un fl oreciente, aunque ilícito, tráfi co de esclavos. Debilitados por las extenuantes jornadas, el trato brutal y el desorden agrícola, los indígenas quedaban aún más indefensos contra las enfermedades, y muchos perdieron la voluntad de vivir y el impulso sexual. La necesidad de mantener el abasto de mano de obra indígena fue un im portante aliciente para que los colonizadores intensifi caran la exploración y la conquista. Ante la brusca disminución de la población trabajadora, los tratantes de esclavos, en su búsqueda de más indígenas, incursionaron en las islas próximas: Puerto Rico fue conquistado en 1508, Jamaica en 1509 y Cuba en 1511. Desde estas islas los conquistadores alcanzaron partes de Tierra Firme, donde establecieron factorías para adquirir por trueque esclavos, oro y otras mercancías. La Tierra Firme (la costa norte de las actuales Colombia y Venezuela), descubierta por Colón en su tercer viaje, había atraído en 1509 españoles que ambicionaban explotar su riqueza. Ese año los tratantes de esclavos acometieron la conquista del istmo de Panamá y fundaron la población de Santa María la Antigua del Darién; el explorador Juan Ponce de León descubrió la Florida en 1513, pero la península no se colonizó sino hasta mucho después. El abasto de trabajadores representó, pues, un problema fundamental para los sucesivos gobernadores de La Española y las islas vecinas. Colón no pudo resolverlo porque la reina Isabel le había prohibido esclavizar a los indígenas. Para dar estabilidad a la inquieta colonia, el gobernador que lo sucedió, Nicolás de Ovando, adaptó la
Image of page 22
Image of page 23

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 38 pages?

  • Fall '19
  • Océano Atlántico, España, Bartolomé de las Casas, Canarias, Reyes Católicos

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture