El hecho de ponerse en peligro es una forma de

This preview shows page 20 - 22 out of 32 pages.

El hecho de ponerse en peligro es una forma de defender personalmente su visión, y como consecuencia obtienen admiración y respeto de sus seguidores. 5.1.3.6. Gran energía y orientación a la acción El líder carismático tiene una gran energía que canaliza para lograr que las cosas se hagan a tiempo. Es, ante todo, una persona de acción. Se rodea de gente de acción, personas con ganas de hacer cosas. Fomenta en la empresa una cultura orientada a la acción. No se limita a definir la estrategia de la empresa, sino que luchará con denuedo hasta conseguir los objetivos una vez que los ha fijado.
Una visión, un objetivo… solo son valiosos en la medida en la que uno esté dispuesto a luchar por ellos. Una persona que se limitara a fijar unas metas pero que no se emplease a fondo en su consecución, difícilmente podría ser un líder. El valor de su aportación sería limitado. Su función sería más bien la de un asesor, pero nunca la de un líder. 5.1.3.7. Base de poder fundada en las relaciones Los líderes carismáticos disponen de poder social, es decir, tienen autoridad para socializar su pensamiento y su conducta individual. El reconocimiento de este poder nace de la confianza en el jefe por parte de los dominados, reconocimiento que se mantiene por corroboración de las supuestas cualidades carismáticas. Además, este reconocimiento es psicológicamente una entrega plenamente personal y llena de fe surgida del entusiasmo y la esperanza. A diferencia de otras formas de liderazgo, el carismático se basa profundamente en las relaciones y casi por completo en el poder experto y de referencia del líder, incluso cuando este ocupa una posición formal en la organización (Lussier y Achua, 2002). 5.1.3.8. Conflicto interno mínimo En general, los líderes carismáticos están profundamente convencidos de sus posturas, lo que explica su persistencia hasta el final a pesar de los reveses. Ante el líder carismático, el equipo suele perder cierta objetividad. El líder carismático disfruta normalmente de un juicio benévolo por parte de sus subordinados. Se le perdonan los fallos y se le mitifican sus logros. Por otro lado, por su convicción, el líder experimenta una mejor culpa e incomodidad al presionar a los seguidores para que resistan a pesar de las amenazas. El problema que plantea el líder carismático es que la organización puede hacerse excesivamente dependiente de él. Es muy difícil encontrar a un sustituto, ya que eclipsará a cualquier aspirante a sucederlo. 5.1.3.9. Delegación de autoridad en los demás El líder carismático entiende que, para lograr su visión, necesita el respaldo de sus seguidores. Él es una persona de coraje, que no retrocede ante los obstáculos y va a exigir a su equipo que funcione de forma similar. Prefiere que sus colaboradores tomen decisiones, aunque se equivoquen. Por ello, confiere autoridad a sus colaboradores, asignándoles tareas que les llevan a experiencias cada vez más positivas y que acentúan su autoconfianza, convenciéndose así de sus

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture