relaci\u00f3n con el nosotros mismos con el nosotros comunidad y con un mundo no

Relación con el nosotros mismos con el nosotros

This preview shows page 194 - 196 out of 234 pages.

relación con el nosotros-mismos, con el nosotros comunidad y con un mundo no antropocéntrico. Hacia un pensar decolonial ¿Cómo hablar con y desde la exterioridad de la modernidad si la modernidad se asume como totalidad? El nombrar 'la colonialidad' ha abierto un campo que no se había logrado articular como centro de un pensamiento crítico de liberación. El nombrar la colonialidad nos ha permitido investigar los mecanismos por los que la modernidad se afirma como el modelo de civilización dominante y sobre todo ver las formas de negación, de olvido que la co-constituyen. Si bien el pensamiento crítico de occidente es de suma importancia para com- prender los mecanismos de poder internos de la modernidad, este es un pensamiento que sigue asumiendo la modernidad como la totalidad de lo real. Para él no hay nada más allá de la modernidad. La modernidad no tiene exterioridad. El pensamiento crítico decolonial parte de la consciencia de la colonialidad y por ende de la conscien- cia de la pluralidad que existe más allá de la modernidad. La crítica decolonial no es un ejercicio meta- teórico que busca inconsistencias lógicas. El pensamiento decolonial es un pensamiento históricamente enraizado. Es una crítica que habita la realidad vivida de la colonialidad; parte del sufrimiento, de la injusticia, de la deshumanización, de la negación del otro, parte de la experiencia encarnada, histórica, contextual, llevada en las voces vivas, en las memorias vividas. Esta historia encarnada no es negociable, su valor de verdad le da el fundamento ético y la dimensión de conocimiento comprometido al pensar y vivir decolonial. La ética que
Image of page 194
COLONIALIDAD Y RELACIONALIDAD 195 conlleva el pensamiento decolonial nos llama a hacer del escuchar nuestro método. Podemos decir que el pensamiento decolonial encuentra su fuerza crítica en el escuchar aquellas voces que no están confinadas en el territorio epistémico de la modernidad. En su escuchar, la crítica decolonial se enfrenta a los mecanismos de negación de la colonialidad, los denuncia para reconocer las voces que han sido acalladas. Es un pensamiento que confronta la arrogancia de la modernidad, su ficción de totalidad, pero que no busca negar la modernidad sino hacerla humilde; busca negar su arrogancia, su afirmarse como horizonte y centro del pensamiento, su pretensión de verdad sin paréntesis, sus universalismos, su reducción de la realidad a la presencia. El pensamiento decolonial no busca la inclusión de los excluidos de la modernidad en la modernidad. El pensamiento decolonial no tiene como horizonte la modernidad. No queremos ser modernos. Su horizonte es la esperanza y la dignidad de la pluralidad de voces que han sido silenciadas y olvidadas. Su horizonte es la relacionalidad en el tiempo de un mundo no- antropocéntrico. Frente a la modernidad totalizante, a la modernidad que venera el individuo, que reduce la realidad a la presencia, frente a la modernidad que niega la relacionalidad que se afirma como olvido, el
Image of page 195
Image of page 196

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture