La respuesta nos conduce a la audiencia que leer� el texto lo que termina el

La respuesta nos conduce a la audiencia que leer? el

This preview shows page 122 - 124 out of 177 pages.

¿Para quién escribo? La respuesta nos conduce a la audiencia que leerá el texto, lo que de- termina el tipo de lenguaje que debo usar en la redacción del texto. e) ¿Cómo debo escribir el texto? Corresponde a la estructura lógica del texto (IDC) y a la presentación de la información. f) ¿Qué tipo de texto debo utilizar? Se relaciona con la respuesta a la pregunta del inciso a . g) ¿Cuáles son las palabras adecuadas que debo emplear? Se refiere al lenguaje y al registro que debo utilizar. Actividad Lee el siguiente texto con atención y detenimiento. Un alumno ejemplar del politécnico 28 Ángel Marcel Junio 13 de 2006 Hace un par de años recibí en mi clase de Taller de escritura a un alumno que había perdido “por vago” la materia. Era repitente. Su actitud no podía ser más displicente y desdeñosa. El curso empe- zó con la consideración de que es mejor escribir textos a partir de problemas y preguntas inquietan- tes que nos llenen de perplejidad y asombro, y no sobre temas obvios o anodinos, que a la larga no son otra cosa que lugares comunes. Preguntarnos sobre la importancia de la alimentación para la pre- servación de la vida y la salud, sería tanto como servirle en bandeja de plata el tema a Pe rogrullo. Cuando, semanas después, llegó el momento de formular preguntas que sirvieran de base para la redacción de textos, entre ellos el trabajo final, nuestro alumno no quiso proponer ninguna. Dijo 28
Image of page 122
114 UNIDAD IV E STRATEGIAS DISCURSIVAS DE LA COMUNICACIÓN ESCRITA que la clase no le interesaba. Que era una costura . Preguntado sobre las razones por las que estaba allí, contestó que simplemente le tocaba. Que el programa de estudios así se lo exigía. Que necesi- taba esa “nota” para poder continuar su carrera de ingeniero. —¿De modo —le dije— que usted considera que este cuento de la escritura no es importante para usted? —Así es —me contestó—. Para eso están las secretarias. Lo que me interesa es graduarme de ingeniero. —Ampliemos la pregunta —añadí—. ¿Usted pensaría que sin esas materias llamadas humanís- ticas podría lograr una buena formación como ingeniero? —Claro —contestó—. Deberían suprimirlas y darnos la oportunidad de ver materias más útiles para la carrera. —¿Cómo cuáles? —No sé. Cosas chéveres , cosas interesantes, que sirvan para algo, no esas babosadas de las humanidades. Lo que quiero es llegar a “gerenciar” la empresa de mi papá, y allí tenemos buenas secretarias. —Pues en lo que acabamos de hablar —le dije— hay un problema interesante, una pregunta que puede formular para dar comienzo a su trabajo. Pase al tablero. De mala gana pasó al tablero, mientras el curso vislumbraba la “puesta en escena” de un espec- táculo bastante divertido. —Tenga la bondad —le dije— de escribir en la parte de arriba una pregunta sobre lo que aca- bamos de hablar. Diga con pocas palabras lo más que pueda, sin cometer errores de gramática ni de grafía. Con una risita medio torcida, y después de pensarlo un momento, escribió: ¿SON LAS UMANIDADES INDISPENSABLES EN LA FORMASION PROFECIONAL DE UN INJENIERO?
Image of page 123
Image of page 124

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture