El profesional de la alimentación tiene la

This preview shows page 36 - 38 out of 82 pages.

El profesional de la alimentación tiene la responsabilidad de respetar y proteger la salud de los consumidores por medio de una manipulación cuidadosa . Para conseguir este objetivo el manipulador debe: Adquirir conocimientos de la materia objetivo de su trabajo: El manejo de los alimentos. Desarrollar actitudes de conducta personal que beneficien su función. Incrementar el sentido de responsabilidad hacia los demás por la trascendencia del servicio que prestan. Algunas de las prácticas higiénicas más importantes son: Lavado de manos, muñecas y uñas cada vez que el manipulador cambie de actividad y manipule nuevamente un alimento, o algún equipo que esté en contacto con él. Usar un tipo de ropa exclusivo para el trabajo y que no halla tenido contacto con otros ambientes. Guardar la ropa y el calzado de trabajo separados del de la calle. No usar joyas ni relojes a la hora de la manipulación de los alimentos, ya que pueden acumular suciedad y organismos contaminantes. Emplear guantes de goma para disminuir la difusión bacteriana, pero hay que tener cuidado que no estén gastados, ya que si es así albergan en su superficie gran cantidad de microorganismos, provocando el efecto contrario. Empleo de gorros y cubrecabezas.
Image of page 36
37 Proteger con cubiertas impermeables las posibles heridas que el manipulador pueda tener en las manos, evitando así su contacto con los alimentos. No toser, ni comer, ni mascar chicle durante la manipulación de alimentos. No hablar sobre los alimentos, ya que así se pueden liberar sobre éstos pequeñas partículas de saliva, con su correspondiente carga microbiana. No manejar utensilios sucios, no recoger del suelo instrumentos caídos sin lavarse las manos a continuación y seguir con la preparación y servicio de alimentos. No tocarse la nariz, la boca, los oídos, ojos, o rascarse la cabeza u otras zonas donde pueden existir gérmenes. Correcta presentación de los alimentos, en vitrinas cuando estén expuestos a posibles contaminaciones por gérmenes de la boca o nariz del consumidor o de nosotros mismos. No usar utensilios que tengan mangos de madera. No use los útiles y el material para fines distintos a las actividades del establecimiento. No usar trapos, bayetas, etc. Sólo toallas de un solo uso. No coloque bandejas y recipientes con alimentos, directamente en el suelo. No cubrir el suelo con serrín, cartones. Si por accidente el alimento cae al suelo, habrá que eliminar la parte que lo ha tocado, y en ningún caso vuelva a utilizarlo para la elaboración. Otras prácticas igualmente importantes para evitar la aparición de estas enfermedades son: Descongelar los alimentos en el frigorífico (en refrigeración) o en el microondas, pero no a temperatura ambiente.
Image of page 37
Image of page 38

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 82 pages?

  • Fall '19
  • Bacteria, pH, Contaminación, Proteína, Oxígeno, Conserva

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture