Acci\u00f3n el consumidor compra el detergente de segunda marca ahorra dinero y

Acción el consumidor compra el detergente de segunda

This preview shows page 4 - 5 out of 24 pages.

Acción : el consumidor compra el detergente de segunda marca, ahorra dinero y obtiene los mismos resultados. Decisión incorrecta: Error tipo II Conclusión: se determinó que no hay diferencia. Acción : el consumidor compra el detergente de segunda marca, ahorra dinero pero obtiene peores resultados. No aceptar H 0 Decisión incorrecta: Error tipo I Conclusión: se determinó que el detergente de primera marca es mejor. Acción : el consumidor compra el detergente de 1º marca, gasta dinero extra sin obtener mejores resultados. Decisión correcta de tipo B Conclusión: se determinó que el detergente de primera marca es mejor. Acción : el consumidor compra el detergente de 1º marca y, aunque gasta más, obtiene mejores resultados. La verdad o falsedad de una hipótesis estadística nunca se sabe con absoluta certidumbre a menos que se examinara a toda la población, situación poco práctica en la mayoría de los casos, además de onerosa y de requerir mayores tiempos. En su lugar se toma una muestra aleatoria de la población de interés, y los datos observados se usan para proporcionar evidencia que puede resultar directamente a favor o no de la hipótesis nula H o , e indirectamente con relación a la hipótesis planteada por el investigador. En otras palabras, la evidencia de la muestra que es consistente con la hipótesis H o conduce al rechazo de la hipótesis del investigador, mientras que la evidencia que resulta inconsistente con la hipótesis H o lleva al apoyo de la hipótesis del investigador. La aceptación de una hipótesis nula H o simplemente implica que los datos observados no dan suficiente evidencia para rechazarla. Puesto de otra forma, la aceptación significa que hay una alta probabilidad de obtener la información muestral observada bajo el hecho de que la hipótesis H o es verdadera. En tanto que la no aceptación de una hipótesis nula H o implica que hay suficiente evidencia muestral para refutarla. A la luz de lo que acontece interesa controlar la probabilidad de cometer un error al tomar decisiones basadas en pruebas de hipótesis. Las probabilidades asociadas a los diferentes tipos de errores en las pruebas de hipótesis son las denominadas probabilidades (con relación a un error de tipo I) y (con relación a un error de tipo II). Cuadro 11.3. Probabilidades asignadas a los errores tipo I y II. Decisión Hipótesis nula Es verdadera Es falsa No rechazar H 0 Decisión correcta de tipo A Probabilidad(A) = 1 P(Error tipo II)= Q Rechazar H 0 P(Error tipo I)= a “Nivel de significancia” Decisión correcta de tipo B Probabilidad (B) = 1 − þ “Potencia de una prueba” Por convención, los valores de probabilidad de mayor uso para y son 0.01 y 0.05. La probabilidad asignada a cada error depende de la gravedad de éstos. Mientras más grave es un error, menos se desea que ocurra; en consecuencia, se le asigna una menor probabilidad. ¿Cómo se controlan los errores?
Image of page 4
Image of page 5

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture