Los escritores realistas en españa reaccionaron al

This preview shows page 7 - 9 out of 69 pages.

Los escritores realistas en España reaccionaron al naturalismo francés de una manera esperada. Decían que la nueva escuela literaria usaba palabras vulgares y sucias, prefería el instinto brutal a la pasión y corrompía la lengua. Decían que Zolá y otros de su grupo mostraban una enfermiza predilección por el lado feo, criminal y ruin del hombre; y en la Península, decir “novela francesa” era como si se dijera “novela obscena”. Publicó la Pardo Bazán en 1883 un librito de ensayos llamado “La cuestión palpitante” en que defendía la teoría del naturalismo francés. Defendía la teoría pero no los excesos . He aquí unos párrafos de “La cuestión palpitante”: “la observación paciente, minuciosa, exacta, que distingue a la moderna escuela, la elogio; pero desapruebo como yerros artísticos, la eleccion sistemática y preferente de asuntos repugnantes o desvergonzados, la proligidad nimia, y a veces cansada, de las descripciones, y, más que todo, un defecto en que no se si repararon los críticos: la perenne solemnidad y tristesa.” “Yo de mí sé decir que en arte me enamora la enseñanza indirecta que emana de la hermosura, pero aborrezco las píldoras de moral rebozadas en una capa de oro literario.” “De la pugna surgió ya algún principio fecundo, y tengo por importante entre todos el concepto de que la novela ha dejado de ser obra de mero entretenimiento, modo de engañar gratamente unas cuantas horas, ascendiendo a estudio social, psicológico, histórico, pero al cabo estudio. . . . la novela es traslado de la vida, y lo único que el autor pone en ella, es su modo peculiar de ver las cosas reales. . . Merced a este reconocimiento de los fueros de la verdad, el realismo puede entrar, alta la frente, en el campo de la literatura. Causó “la cuestión palpitante” una reacción de parte de los novelistas de la primera generación realista (Pereda, Valera, Alarcón, y otros) no muy favorable. Pero después de publicar La Pardo Bazán su famosa novela Los pazos de Ulloa , se callaron los críticos al ver que el naturalismo de la Condesa no se parecía nada a la novela francesa.
8 Sus objeciones entonces al naturalismo francés son: 1) la pintura de cuadros muy licenciosos y asuntos muy repugnantes. 2) la solemnidad y tristeza. Y esto es todo. Del mismo naturalismo francés abraza o elogia 1) la observación exacta.. 2) el análisis o estudio social y psicológico que proporciona la observación exacta de la vida. Doña Emilia creía firmemente que la novela y el cuento debían reflejar la sociedad en que nace el lector. Y puesto que la sociedad cambia, la novela, necesariamente debe cambiar. Entonces, el naturalismo modificado de la Pardo Bazán, el naturalismo español, destaca y manifiesta que la observación directa de lo natural, del hombre y de la naturaleza vale porque proporciona una enseñanza indirecta.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture