Carpio Adolfo - Principios De Filosofia.pdf

Pero hoy ello acontece con profundidad y alcance

Info icon This preview shows pages 380–381. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
entenderse como proceso de continua revisión. Pero hoy ello acontece con profundidad y alcance inigualados, se está "re-pensando", con la mayor radicalidad. conceptos como "verdad", "ser", "mundo", "hombre", "pensar" -que pese a su principalidad habían sido casi nada más que supuestos para la filosofía pretérita - de manera hasta ahora desconocida. La tarea de revisión de la filosofía ocurre ejemplarmente en el más notable de los filósofos del siglo XX, y sin duda uno de los más profundos de todos los tiempos: en Martin Heidegger (1889-1976). Heidegger no es filósofo de la existencia -y esto debe quedar claro desde el principio-, porque si bien recoge motivos de la filosofía existencial, y su obra maestra -Ser y tiempo- está consagrada en gran parte al análisis déla existencia humana, tal análisis no lo emprende Heidegger por sí mismo, ni es suficiente para las exigencias de una antropología filosófica. Por el contrario, tal como se lo establece claramente ya al comienzo de Ser y tiempo, aquella problemática de la existencia no constituye la meta de la obra, sino el punto de partida y el camino para la elaboración del único tema que le preocupa: la cuestión del ser, el problema acerca del sentido del ser en general. Todo otro tema no es, según su intención, sino previo o preparatorio para la elucidación de la cuestión del ser (Seinsfrage). Por ello, además, los análisis de la existencia en Ser y tiempo, y los temas que allí se encierran -angustia, finitud, muerte, etc.-, no aluden a vivencias o experiencias concretas (como es el caso en Sartre, v.gr.), sino a estructuras ontológicas, y todo ello siempre en función de la pregunta por el sentido del ser. La siguiente exposición de Heidegger se ciñe casi exclusivamente a Ser v tiempo, y dentro de esta obra a su primera mitad, de modo que se omiten, o resumen de manera muy simplificada, temas sin duda esenciales, pero que no podrían abordarse sin abultar excesivamente estas páginas y sin desarrollos cuya dificultad sobrepasaría el nivel aquí propuesto. Interesará sobre todo mostrar cómo Heidegger intenta poner en claro el sentido y la importancia de la pregunta por el ser, y cómo llega a una idea del hombre más honda que la propuesta por la tradición filosófica. 3. La pregunta por el ser El tema persistente y único de toda la reflexión heideggeriana es el tema del ser. Tal como él mismo lo ha relatado, esta cuestión comenzó a preocuparle en 1907, cuando era aún estudiante de la escuela secundaria. La ocasión fue un libro del maestro de Husserl, Franz Brentano (1838-1917), titulado De la múltiple significación del ente según Aristóteles (1862); como epígrafe, figuran allí las palabras: "el ente se dice de muchas maneras" (cf. Cap. VI, § 3). En aquella obra, Brentano examina cuidadosamente esos diversos sentidos que Aristóteles distingue. Pero el joven Heidegger se preguntó entonces: Si el ente se dice en múltiples significaciones, ¿cuál es entonces la significación fundamental directriz [de todas ellas]? ¿Qué significa "ser'".
Image of page 380

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full Document Right Arrow Icon
Image of page 381
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.
  • Spring '16
  • Diego Weisman