existencial de ontolog\u00edas radicalmente diferentes denominadas por ellos como

Existencial de ontologías radicalmente diferentes

This preview shows page 126 - 129 out of 245 pages.

existencial de ontologías radicalmente diferentes (denominadas por ellos como ontologías relacionales) de la racionalidad instrumental con la que el proyecto civilizacional euro-moderno dominante ha operado. Para ellos estas ontologías relacionales serían no modernas y se expresarían, por ejemplo, en las prácticas y subjetividades de poblaciones indígenas y afrodescendientes en América Latina. También entiendo su crítica al planteamiento de ciertos académicos de la globalización que afirman que hoy sólo existe modernidad, sin afueras sustanciales, lo que sería otorgarle desde la teoría un poder constitutivo absoluto a este proyecto civilizacional euro-moderno que, cuando es examinado etnográfica e históricamente, evidencia cuan limitado es. La eventualización de la modernidad no supone que todo es modernidad. Al contrario, es necesario examinar contextualmente cuáles son las racionalidades, técnicas y subjetividades que se articulan apelando a la modernidad. Desde esta perspectiva, no sólo se ensancha lo que no es modernidad (incluso para los sitios y poblaciones que se consideran como indiscutible y absolutamente M o d e r n i d a d y d i f e r e n c i a
Image of page 126
128 I n t e r v e n c i o n e s e n t e o r í a c u l t u r a l modernos), sino que también se puede pensar desde trabajos concretos que los ‘afueras’ no son la única fuente de heterogeneidades y disensos con respecto a las racionalidades euro-modernas dominantes. Sin embargo, este tipo de enfoque es posible si eventualizamos los ‘afueras’ y los ‘adentros’ de la modernidad. Lo cual implica abandonar las garantías de las definiciones substancialistas, sobre todo aquellas caricaturizantes de la modernidad que le atribuyen las responsabilidades por todos los males y desesperanzas del mundo contemporáneo. La eventualización de la modernidad no necesariamente se articula como anti-modernidad. Finalmente, habría una posible crítica sobre los efectos de la eventualización con respecto a que diluiría una visión más estructural y de totalidad de la modernidad. Refiriéndose a la pluralización de la modernidad derivada de los crecientes estudios antropológicos sobre la misma, Arturo Escobar plantea este cuestionamiento en los siguientes términos: En suma, a mi manera de ver, en muchos de los recientes trabajos antropológicos la modernidad es, primero, redefinida en una manera que la disuelve y le priva de cualquier apariencia de coherencia histórica, sin mencionar una única lógica social y cultural, y, segundo, se encuentra etnográficamente que en todas partes es siempre plural, cambiante y confrontada. Un nuevo balance parece necesario. Después de todo, ¿por qué estamos tan prestos aún a adscribir al capitalismo efectos poderosos y sistemáticos, mientras denegamos a la modernidad cualquier lógica y dominación cultural coherente? (2010: 221; énfasis en el original). 13 _______________ 13 Sin destapar la caja de pandora de la relación entre capitalismo y modernidad, me gustaría mencionar de pasada que no hay una equivalencia entre los dos.
Image of page 127
129
Image of page 128
Image of page 129

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 245 pages?

  • Spring '18
  • Luis
  • Verdad, Antropología, Funcionalismo

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture