Así me gusta acotó él risueño quiero ser tu

This preview shows page 164 - 166 out of 485 pages.

—Así me gusta —acotó él, risueño—. Quiero ser tu única obsesión. —Quiero que me beses. —El pedido de La Diana lo tomó por sorpresa y no supo qué decir—.
Image of page 164

Subscribe to view the full document.

Entiendo tu confusión. La última vez que lo hiciste, me comporté como una psicótica. Markov le encerró el rostro entre las manos. —Diana, no hay nada que desee más que besarte. Pero no quiero causarte un instante de sufrimiento. —Quiero que me beses —declaró, menos decidida. —Deberás prometerme algo. Mientras esté besándote, cerrarás los ojos y mantendrás el contacto conmigo a través de nuestros olores. El hilo que te atará a la realidad y que impedirá que vuelvas a aquella otra será el del olfato, el del aroma de mi piel y el de tu piel. ¿Está claro? Posó los labios sobre los de La Diana y siseó para calmarla. Depositó besos diminutos en la cara de ella, que estaba fría; mientras tanto, se las arreglaba para contarle de la primera vez que la había visto, de la impresión que le había causado, y mechaba sus relatos con salidas ocurrentes que la hacían reír. Cada tanto, le preguntaba: “¿Me hueles?” o le decía: “Aquí estoy. Di mi nombre”, y ella, obediente, susurraba: “Sergei”. Fue La Diana quien marcó la necesidad de pasar a una instancia más audaz. Se movió en el sillón, acercó el torso hasta amoldarlo al de Markov y presionó su boca contra la de él, que, luego de un segundo de incertidumbre, la abrió para atrapar los labios de ella. —¿Estás aquí conmigo? —le habló sin apartarse, golpeándola con su aliento que olía a la menta del dentífrico y que se mezcló con el del after shave y el del Fleurs d’Orlane . —Sí, aquí estoy. Contigo. —Te deseo tanto. —La penetró con la lengua y se mantuvo quieto esperando el rechazo. Percibió el alboroto de las manos de La Diana sobre sus hombros, que no atinaban a empujarlo, tampoco a atraerlo—. ¿Te gusta? ¿Te gusta tener mi lengua en tu boca? Quiero que me lamas los labios con la tuya. Vamos, no te avergüences. Este momento es sólo nuestro. Mientras nos guste a los dos, no debemos explicaciones a nadie. —Calló de repente cuando la lengua de La Diana le recorrió el labio inferior de comisura a comisura. Le gustó que no hubiese entumecido la lengua; la había sentido esponjosa—. Dios mío, Diana. Hazlo otra vez. —Ella soltó una risita aniñada y lo complació, esta vez, en el labio superior—. Chúpame. Las lenguas terminaron entrelazándose en el exterior. Jugaron, se tocaron con timidez, después con osadía, se lamieron mutuamente, se escondieron, se buscaron, hasta que la excitación, espesa y caliente, obligó a Markov a tumbar a La Diana en el sillón, donde le devoró los labios y le introdujo la lengua sin jueguitos ni consideraciones. La Diana, atrapada bajo el peso del ruso, vivió un instante de pánico que la privó del aliento. Para oler, necesitaba respirar, así que se obligó a inspirar e imaginó que los pulmones se le inflaban. Evocó las palabras de Al-Saud cuando le enseñaba Krav Magá: “¡Vuelve aquí! ¡Deja de pensar en Rogatica! ¡Respira! Diana, respira. Te cansas si no lo
Image of page 165
Image of page 166

{[ snackBarMessage ]}

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern