pol\u00edtico social y econ\u00f3mico de los grandes gobernantes a nivel mundial en este

Político social y económico de los grandes

This preview shows page 11 - 13 out of 24 pages.

político, social y económico de los grandes gobernantes a nivel mundial, en este proceso unos ganan y otros pierden, muchos argumentan que es necesario la perdida para poder alcanzar el progreso, es como la búsqueda de la anhelada paz, del conflicto armado en Colombia, en donde ciertas ideologías han marcado la historia de nuestro país, con la guerra unos ganan y otros pierden y al igual que a los españoles, conquistadores, hidalgos, caballeros, el hambre y sed de oro les llevo a hipotecar sus bienes para ir en busca de tesoros míticos y de leyendas hoy día muchos gobernantes han embargado la nación en búsqueda de poder y de riqueza, su ambición ha sido mayor que la prosperidad y el bienestar político, social y económico de los pueblos. Conclusiones e inferencias. Eduardo Galeano escribe acerca de cómo la ambición por tesoros y riquezas permitido a muchos realizar descubrimientos insospechados, aunque no era su objetivo principal; además de como el hombre en su fiebre por el oro esclavizo a los habitantes de aquel Nuevo Mundo. Para esto emplea al protagonista de una gran travesía: Cristóbal Colón; del cual en verdad muchos desconocen su verdadero origen, pues algunos dicen que su origen era judío, al igual que la mayor parte de la tripulación, tal como lo expone el autor del libro Raíces Hebreas de Nuestra Fe (Avraham, B. 2002). ¿Qué tan falso era el mito de El dorado? El Dorado aparece en un mapa de 1625, era un legendario reino o ciudad, ubicada en el territorio del antiguo Virreinato de Nueva Granada;
Image of page 11
en una zona en donde se creía existían abundantes minas de oro, que tal si los españoles en su hambre y fiebre descubrieron la ciudad y trasladaron todo el oro a Europa. Resumen del Cuento 1 Cuando Cristóbal Colón se lanzó a atravesar los grandes espacios vacíos al oeste de la Ecúmene, había aceptado el desafió de las leyendas. Los navegantes portugueses aseguraban que el viento del oeste traía cadáveres extraños y a veces arrastraba leños curiosamente tallados, pero nadie sospechaba que el mundo sería, pronto, asombrosamente multiplicado. América no sólo carecía de nombre. Los noruegos no sabían que la habían descubierto hacía largo tiempo, y el propio Colón murió, después de sus viajes, todavía convencido de que había llegado al Asia por la espalda. Colón llevaba consigo un ejemplar del libro de Marco Polo, Los habitantes de Cipango, decía Marco Polo, «poseen oro en enorme abundancia y las minas donde lo encuentran no se agotan jamás...Los Reyes Católicos de España decidieron financiar la aventura del acceso directo a las fuentes, para liberarse de la onerosa cadena de intermediarios y revendedores que acaparaban el comercio de las especias y las plantas tropicales, las muselinas y las armas blancas que provenían de las misteriosas regiones del oriente. El afán de metales preciosos, medio de pago para el tráfico comercial, impulsó también la travesía de los mares malditos. Europa entera necesitaba plata; ya casi estaban exhaustos los filones de Bohemia, Sajonia y el Tirol.
Image of page 12
Image of page 13

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture