España en los años 50 no se sumó plenamente al

This preview shows page 40 - 42 out of 75 pages.

España, en los años 50, no se sumó plenamente al avance económico que experimentaron los países de su entorno437 hasta que con el progresivo desplazamiento de los falangistas del gobierno y el acceso de los llamados «tecnócratas» —su núcleo principal, miembros del Opus Dei—, con una mejor formación técnica en economía, se materializara el alejamiento del modelo autárquico. En 1959, el Plan de Estabilización, con la supervisión del FMI y la OCDE, significó el definitivo lanzamiento de la economía española. España, a cambio de recibir ayudas financieras, envió un memorando al FMI en el que se comprometía a «adoptar las medidas necesarias para situar a la economía española en condiciones de solvencia y estabilidad económica».438439 La reacción fue inmediata y durante toda la década de los 60 se creció a un ritmo medio del 7%, solamente superado por Japón. España partía de un suelo muy bajo, era uno de los
países más pobres de Europa, junto a Grecia y Portugal, con una renta per cápita inferior a la de algunos países latinoamericanos,440 y las claves de su crecimiento estuvieron relacionadas con la expansión económica de los países de su entorno: la entrada de capital extranjero, la afluencia del turismo y las remesas procedentes de la emigración (la emigración permanente superó los 800 000 españoles, a los que deben sumarse otros tantos emigrantes temporales).441 442 Este desarrollo, en cierto modo desordenado, y la afluencia de gente del campo a la ciudad, propició la gran expansión del chabolismo que rodeó a las grandes ciudades. Las altas tasas de crecimiento económico no vinieron acompañadas de la consecuente creación de empleo —la necesidad de industrialización del país, primó el aumento del factor capital frente al factor trabajo—, fue la emigración a Europa lo que evitó que la escasa capacidad de crear empleo no se tradujese en un aumento de las tasas de paro.443 Franco y su esposa Carmen Polo de Franco c. 1960, presumiblemente. Aunque parte de los recursos generados para modernizar la economía fueron a parar a manos de personas cercanas al poder, lo que generó un desequilibrio en la distribución de la riqueza, esto no logró evitar que gran parte de la población experimentase una mejora en su calidad de vida.444 Paralelo al desarrollo económico vino la modernización de la sociedad, se pasó de una sociedad agraria a una industrial, con avances en la educación, alcanzándose una tasa de escolarización del 90% y reduciéndose el nivel de analfabetismo. Otro avance fue la tímida incorporación de la mujer al trabajo y a los estudios.445 Se produjo un aumento del bienestar, una mejora en las infraestructuras del país y, también, el contacto con el exterior propició la extensión de hábitos y costumbres más liberales: la minifalda, el pelo largo masculino, la ropa desenfadada, el biquini, la música pop y rock. También se experimentó un cambio en la sexualidad: la venta de píldoras anticonceptivas superó el millón de unidades en 1967.446 En esta década se extendió la movilización social. Creció la militancia obrera,

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture