Y gracias a ello nos podemos conocer y también

This preview shows page 135 - 138 out of 172 pages.

más profundo de nosotros mismos existe. Y gracias a ello nos podemos conocer y también conocer a las otras personas. Nos pueden engañar con las palabras, y de hecho se hace, aunque no sea con mala intención. Pero cuando vivimos nuestro propio cuerpo y el del otro, nunca nos engañaremos, ni nos dejaremos engañar en lo que respecta a la expresión de lo que vivimos o viven los otros. Es imposible mentir con el cuerpo. Lo que hace falta es conocerlo, interpretarlo y esto requiere una autoformación, pues supone ir tomando conciencia de todo aquello que vivimos o hacemos y descubrir el por qué profundo. 138
3.- EL CUERPO Y LOS SIGNOS Hemos hablado de la identificación de los sentimientos y de manera muy especial del enamoramiento y del proceso del amor. Hemos dicho que el cuerpo es el único medio del que disponemos para manifestar esos sentimientos. Y esa manifestación la hacemos, lógicamente, a través de signos. Pero, no siempre tenemos en cuenta en los momentos actuales, la importancia de los signos en nuestra relación con los demás, justamente por su depreciación, éstos han perdido valor. Si los signos no están fundamentados en un auténtico sentimiento, éstos no tienen significado, son falsos y, al darlos, no sólo ellos se dañan, sino también dañan los sentimientos que son los que los sustentan. Lo que fundamenta al signo es el sentimiento; pero, no se pueden manifestar los sentimientos si no es a través de signos, dados justamente por el cuerpo. Por lo tanto, nunca podemos separar el sentimiento y el signo. O van juntos, o ninguno de los dos son verdaderos. Si alguien dice que ama y no da signos de ese amor no se le puede creer; pero, al mismo tiempo, tiene que expresar verbalmente lo que siente, pues el signo, por sí solo, puede ser interpretado de muchas maneras. Después de estas aclaraciones podemos reflexionar sobre qué signos son propios del enamoramiento y del amor. Aunque no hace falta, sin embargo, haremos una aclaración: siempre nos referimos a sentimientos auténticos, pues si no lo son, todo lo que hemos dicho no tiene ninguna validez, ni lo que vamos a decir es aplicable. También nos referimos a personas normales, pues quien tenga alguna desviación afectiva ya no 139
podría vivir un auténtico amor. Recordemos: el enamoramiento es totalmente distinto al amor, aunque puede ser un paso para llegar a éste. Por lo tanto, si son vivencias distintas también los signos deben ser distintos. 4.- ¿QUÉ SIGNOS SON PROPIOS DEL ENAMORAMIENTO Y DEL AMOR? Los signos, que acompañan al enamoramiento son muy variados: desde la sonrisa enternecida y soñadora hasta el beso o el abrazo de comprensión, la nota furtiva que se envía, la caricia, la “mentira” ocasional para hacerse el encontradizo, el cogerse la mano, el roce “casual”, el regalo, la flor o la tarjeta en el día que se recuerda el primer encuentro, etc, etc. Son infinidad de signos que se viven durante el tiempo del enamoramiento y que dura, normalmente también dentro del proceso del amor, en la etapa bajo.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture