Gu\u00eda Hemorragias y Primeros Auxilios DUOC UC Escuela de Salud PROCEDIMIENTOS DE

Guía hemorragias y primeros auxilios duoc uc escuela

This preview shows page 5 - 9 out of 17 pages.

Guía: Hemorragias y Primeros Auxilios DUOC-UC Escuela de Salud PROCEDIMIENTOS DE PRIMEROS AUXILIOS EN HEMORRAGIAS Objetivos del tratamiento de las hemorragias: Controlar la hemorragia Impedir y reducir los efectos de shock Reducir los riesgos de contaminación Disponer el traslado al hospital ATENCION DE PRIMEROS AUXILIOS EN HEMORRAGIAS EXTERNAS: Manejo de la Hemorragia Arterial: Por ser la hemorragia arterial, la más grave de todas, se le dará una atención primordial. La hemorragia arterial se puede controlar de la forma que se señala a continuación: Acueste a la víctima. Colóquese guantes desechables, si los tiene Saque o corte la ropa para dejar expuesta la herida. Vea si hay objetos cortantes como cristal que puedan aumentar el sangrado. Para identificar el tipo de hemorragia, seque la herida con una tela limpia. Aplique presión directa sobre la herida con los dedos o la palma de su mano y eleve la extremidad. Preferentemente use un apósito o paño limpio, pero no pierda tiempo en buscarlo si no lo tiene a mano. Presión directa
Image of page 5
Guía: Hemorragias y Primeros Auxilios DUOC-UC Escuela de Salud Si no puede aplicar presión directa porque sobresale un objeto, apriete los bordes de la herida alrededor del objeto incrustado. Eleve la extremidad lesionada La elevación de la parte lesionada disminuye la presión de la sangre en el lugar de la herida y reduce la hemorragia. Si continúa sangrando, aplique un apósito más, sobre el anterior . Sostenga el apósito. Luego de comprimir y una vez que se detiene el sangramiento, coloque un vendaje comprensivo sobre la zona lesionada. Abrigue a la víctima.
Image of page 6
Guía: Hemorragias y Primeros Auxilios DUOC-UC Escuela de Salud Zonas de Presión arterial: Si la hemorragia es masiva, es conveniente ejercer presión directa sobre las arterias que llevan el flujo de sangre hacia la extremidad afectada. Las zonas deben ser presionadas entre el corazón y el foco que sangra, según se observa en el dibujo. La presión debe ser ejercida con firmeza, con todos los dedos o palma de la mano y mantenerla sin retirar. Se utiliza cuando la hemorragia no ha sido detenida con presión directa y elevación de la extremidad. Al utilizar el punto de presión se debe hacer simultáneamente presión directa sobre la herida y elevación de la extremidad.
Image of page 7