Multidimensional sin limitarse a la actividad que el

This preview shows page 131 - 133 out of 321 pages.

multidimensional, sin limitarse a la actividad que el asegurado realiza en el ciberespacio, sino contemplando todas las interrelaciones que existen hoy (y serán cada vez más en el futuro inmediato) entre este entorno y dicha actividad. En suma, nuestro país está asistiendo a un verdadero cambio de paradigma en el sector del seguro, donde se ha convenido que el primer supuesto de ciberseguro, considerado y denominado como tal, datos del año 2006, con la comercialización por una conocida firma multinacional con presencia en España del primer seguro que cubría los ataques de virus y las actividades dañinas piratas informáticos. Hasta hace escasos años, la práctica totalidad de las aseguradoras en España, tanto nacionales como extranjeras, sólo protegían los equipos informáticos cuando éstos resultaban dañados por un siniestro con efecto primario y directo sobre el hardware (incendio, inundación, etc.), dejando de lado todos aquellos riesgos derivados de o relacionados con el software y/o, sobre todo, con la conexión de los equipos informáticos a Internet.
VALORACIÓN DE INTANGIBLES PARA LA CIBERSEGURIDADEN LA NUEVA ECONOMÍA En muchos ámbitos específicos, como por ejemplo el del transporte marítimo, ha sido costumbre, en la mayoría de los casos, excluir de cobertura cualquier pérdida, daño o responsabilidad y gasto causado o relacionado, directa o indirectamente, con el uso de equipos o programas informáticos. Algunos de los principales operadores del mercado nacional del seguro han reaccionado, adaptando sus productos durante los últimos años a los riesgos derivados del ciberespacio, abriendo incluso nuevas líneas de negocio, mediante el diseño de pólizas ad hocpara cubrir múltiples ciberriesgos (tanto los derivados de ciberataques, como de la existencia de una arquitectura informática o red obsoleta, o el uso incorrecto de las herramientas informáticas, entre otros). Este cambio de mentalidad en el mercado de seguro en España es una realidad palpable, pero todavía incipiente, tanto por el lado de las aseguradoras entre quienes las ciberpólizas constituyen hoy un valor añadido y diferencial (y no una commodity como pudiera ser el seguro de daños a terceros), como por el lado de los asegurados, donde aproximadamente el 40% del tejido industrial y empresarial español (y dentro de este porcentaje, sólo las grandes compañías y superficies) se encuentra cubierto, en mayor o menor grado, frente a algún tipo de ciberriesgo. Lo relativamente reciente del enfoque del seguro cibernético es que éste afecta a un elemento nuclear de la relación aseguradora el histórico de ciberincedentes sobre los que se hacen los cálculos actuariales y estadísticos que han de permitir una tarificación con una sólida base técnica. No existe en España, como es lógico, un track recordo histórico lo suficientemente amplio y variado de ciberriesgos, con el detalle de su periodicidad, alcance e impacto, que permita a los actuarios españoles hacer estimaciones precisas que permitan ajustar las primas

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture