incrementar la protecci\u00f3n contra la corrosi\u00f3n El carbono se usa para reforzar y

Incrementar la protección contra la corrosión el

This preview shows page 12 - 14 out of 18 pages.

incrementar la protección contra la corrosión. El carbono se usa para reforzar y endurecer el metal; sin embargo, cuando se eleva su contenido se produce en efecto de reducción de la protección contra la corrosión ya que el carburo de cromo que se forma, reduce la cantidad de cromo que se forma, reduce la cantidad de cromo libre en la aleación. Los aceros inoxidables son notables por su combinación de resistencia y ductilidad, además de su resistencia a la corrosión. Aunque dichas propiedades son muy deseables para dichas aplicaciones, generalmente hacen estas aleaciones sean difíciles de trabajar en manufactura. También los aceros inoxidables son significativamente más caros que los aceros al carbono de baja aleación. Los aceros inoxidables se dividen tradicionalmente en tres grupos, cuyo nombre se determina por la fase predominante en la aleación a temperatura ambiente: 1) INOXIDABLES AUSTENÍTICOS. Estos aceros tienen la composición típica de 18% Cr y 8% Ni y son los más resistentes a la corrosión de los tres grupos. Son no magnéticos y muy dúctiles, pero muestran endurecimiento por trabajo en forma significativa. El níquel tiene el efecto de aumentar la región austenítica en el diagrama de fase hierro-carbono, haciéndola estable a temperatura ambiente. Los aceros inoxidables austeníticos se usan para fabricar equipos de procesos químicos y alimenticios, así como partes de maquinarias que requieren alta resistencia a la corrosión. 2) INOXIDABLES FERRÍTICOS. Estos aceros tienen alrededor de 15 a 20% de cromo, bajo carbono y nada de níquel. Esto proporciona una fase ferrita a temperatura ambiente. Los aceros inoxidables ferríticos son magnéticos, menos dúctiles y con menor resistencia a la corrosión que los austeníticos. Las partes hechas con inoxidables ferríticos van desde utensilios de cocina hasta componentes de motores de propulsión a chorro. 3) INOXIDABLES MARTENSÍTICOS. Estos aceros tienen un contenido más alto de carbono que los inoxidables ferríticos, lo cual permite fortalecerlos mediante tratamiento térmico. Tienen hasta un 18% de Cromo pero nada de níquel. Son fuertes y resistentes a la fatiga, pero no tan resistente a la corrosión como los otros dos grupos. Los productos típicos incluyen cubertería e instrumentos quirúrgicos. La mayoría de los aceros inoxidables se designan por un esquema de numeración de tres dígitos AISI. El primer dígito indica el tipo general y los dos últimos dígitos del el grado especifico dentro del tipo. En la tabla más abajo se enlistan los aceros inoxidables comunes con sus composiciones típicas y sus propiedades mecánicas. 21
Tecnología de Los Materiales Héctor Morales Pomeri Los aceros inoxidables tradicionales se desarrollaron a principios del siglo XIX. Desde entonces, se han desarrollado adicionalmente varios aceros que tienen buena resistencia a la corrosión y otras propiedades deseables. Estos también se clasifican como aceros inoxidables. Continuamos nuestra lista: 4) INOXIDABLES ENDURECIBLES POR PRECIPITACIÓN. Una composición típica es

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture