Esta preferencia impera por encima de todas las

This preview shows page 37 - 39 out of 42 pages.

contribuyente adeude. Esta preferencia impera por encima de todas las acreencias que pueda haber sobre la propiedad, incluyendo aquellas que hayan sido inscritas con anterioridad. Todo acreedor hipotecario al inscribir su hipoteca y todo demandante al anotar su aviso de lis pendens , sabe que sus derechos están sujetos al gravamen legal preferente a favor del Estado. El crédito hipotecario, al igual que cualquier otra obligación, puede ser enajenado o cedido a un 3ro en todo o en parte, con las formalidades exigidas por ley. En el caso particular de las obligaciones aseguradas con hipotecas legales, éstas no podrán cederse sino cuando haya llegado el caso de exigir su importe. Por tanto, no es hasta que éste se convierte en un crédito determinado y exigible que puede ser cedido. Al respecto, la ley establece que ésta tendrá efectos contra 3ros desde que se inscribe en el Registro y el deudor no quedará obligado por más de lo que estaba originalmente. Asimismo, el cesionario se subrogará en todos los derechos del cedente. Además, la ley exige que en la inscripción se haga constar que el deudor ha sido notificado de la cesión. Sin embargo, la omisión de tal requisito no es óbice para impedir la inscripción, sino que el cedente será responsable por los perjuicios que el cesionario pueda sufrir. Son hipotecas voluntarias las convenidas entre partes o impuestas por disposición del dueño de los bienes o derechos sobre que se constituyan, y únicamente podrán ser establecidas por quienes tengan la libre disposición de dichos bienes o derechos o, en caso de no tenerla, se hallen autorizados para ello. Los que tienen la facultad de constituir hipotecas voluntarias, podrán hacerlo por sí o por medio de apoderado. Podrá válidamente pactarse en la escritura de constitución de la hipoteca voluntaria que la obligación garantizada se haga solamente efectiva sobre los bienes hipotecados: la responsabilidad del deudor y la acción del acreedor quedarán limitadas al importe de los bienes hipotecados, y no alcanzarán a los demás bienes del patrimonio del deudor;
34 [email protected] cuando la hipoteca así constituida afectase a 2 o más fincas, y el valor de alguna de ellas no cubriese la parte del crédito de que responda, podrá el acreedor repetir por la diferencia exclusivamente contra las demás fincas hipotecadas, según el principio de distribución de crédito. La hipoteca constituida para la seguridad de una obligación futura o sujeta a condición suspensiva inscrita, surtirá efecto contra 3ro desde su inscripción, si la obligación llega a contraerse o la condición a cumplirse. Si la obligación asegurada estuviere sujeta a condición resolutoria inscrita, surtirá la hipoteca su efecto en cuanto al 3ro hasta que se haga constar en el Registro el cumplimiento de la condición.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture