Orientados al desarrollo de habilidades aspectos

This preview shows page 38 - 40 out of 71 pages.

orientados al desarrollo de habilidades, aspectos cognitivos y actitudinales (competencias) sobre la base de reflexiones metacognitivas. Para el desarrollo de la secuencia de una estrategia didáctica se deben considerar tres etapas o momentos: 1. Apertura La apertura se realiza con la intención de que los sujetos del proceso educativo (estudiantes y profesor) identifiquen cuáles son los saberes previos del estudiante que se relacionan con los contenidos de la estrategia didáctica, que contribuyen a la toma de decisiones sobre las actividades que se realizarán en la etapa de desarrollo. Y para que el estudiante, en el desarrollo o el cierre, contraste sus saberes previos con los adquiridos en la estrategia didáctica y reconozca lo que aprendió. Además, la apertura es el momento para que el estudiante relacione sus experiencias con los contenidos, se interese en ellos, genere expectativas acerca de los mismos, y experimente el deseo de aprenderlos. Las actividades de la fase de apertura permiten identificar en los estudiantes: • Habilidades y destrezas. • Expectativas. • Saberes previos. La percepción de la carrera, módulo, ocupaciones, sitios de inserción, entre otros. Las actividades de la fase de apertura le permiten al estudiante conocer: Las competencias genéricas, disciplinares, profesionales y de productividad que se abordarán. Las actividades formativas que realizará, así como la forma de evaluación, los instrumentos, criterios y evidencias.
El tiempo destinado para cada una de las actividades. El método de aprendizaje que se empleará. Los materiales y costos de los materiales que se utilizarán. Los compromisos del docente. Lo que se espera del estudiante en función a sus desempeños y productos. Al redactar las actividades de apertura debe recordar que: En la evaluación diagnóstica, los criterios para calificar las evidencias generadas se centrarán en el nivel de integración y participación del estudiante durante la evaluación más que en la cantidad y calidad de saberes demostrados. Es importante considerar la información del estudiante y su contexto. En todas las actividades, el estudiante debe ser un participante activo y representar diversos roles. La autoevaluación permitirá que el estudiante desarrolle una actitud responsable ante su propio aprendizaje y asuma una actitud crítica de su propio proceso formativo. La suma de las ponderaciones es menor, en esta fase, que las correspondientes al desarrollo y cierre. 2. Desarrollo En este momento se buscan desarrollar o fortalecer habilidades prácticas y de pensamiento que permitan al estudiante adquirir conocimientos, en forma sistematizada, y aplicarlos en diferentes contextos. Además, que asuma responsablemente las secuencias de la aplicación de esos conocimientos.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture