Si t\u00fa te respetas a ti mismo los dem\u00e1s te respetar\u00e1n a ti Nunca dejes que te

Si tú te respetas a ti mismo los demás te

This preview shows page 42 - 44 out of 51 pages.

Si tú te respetas a ti mismo, los demás te respetarán a ti. Nunca dejes que te pierdan el respeto, porque difícilmente lo recuperarás. Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz 21 . 3.9.1.- Interacción de algunos valores y contravalores con relación al respeto. Alrededor del valor del Respeto giran una serie de valores que lo refuerzan y lo complementan, tales como: -Sinceridad -Amabilidad -Aprecio -Autoestima -Comprensión -Humanidad Sin embargo, el Respeto también resulta erosionado por contravalores que lo disminuyen y lo debilitan, tales como: -Egoísmo -Desfachatez -Desconsideración -Desigualdad -Incomprensión. 22 21 Frase célebre del político liberal mexicano Benito Juárez, enunciada el 15 de julio de 1867, en un discurso al entrar triunfante en la Ciudad de México tras la derrota y fusilamiento de Maximiliano I de México de Habsburgo y el derrocamiento del Segundo Imperio Mexicano.
Image of page 42
3.10.- La justicia como valor. La justicia del Rey. “En un país muy lejano, hace mucho, mucho tiempo, gobernaba un joven rey con mucha sabiduría. Era querido de todos sus súbditos por su generosidad y justicia. Nadie de su reino pasaba hambre porque su palacio estaba abierto cada día para servir una copiosa comida a todos los peregrinos, trotamundos e indigentes. Un día, después de la comida ordinaria, un mensajero del rey les anunció que al día siguiente era el cumpleaños de su majestad, que éste comería con ellos y que al final del espléndido banquete, todos y cada uno recibirían un regalo. Tan sólo se les pedía que subieran a la hora acostumbrada con alguna vasija o recipiente llenos de agua para echarla en el estanque del palacio. Los comensales estuvieron de acuerdo en que la petición del rey era fácil de cumplir, que era muy justo corresponder a su generosidad y… si encima les hacía la gracia de un obsequio, mejor que mejor. Al día siguiente, una larga hilera de mendigos y vagabundos subía hacia el palacio del rey llevando recipientes llenos de agua. Algunos de ellos eran muy grandes, otros más pequeños y alguno había que, confiando en la bondad del rey, subía con las manos libres, sin un vaso de agua… Al llegar a palacio vaciaron las diversas vasijas en el estanque real, las dejaron cerca de la salida y pasaron al salón donde el rey les aguardaba para comer. La comida fue espléndida. Todos pudieron satisfacer su apetito. Finalizando el banquete, el rey se despidió de todos ellos. Se quedaron estupefactos, de momento, sin habla, porque esperaban el regalo y éste no llegaría si el rey se marchaba. 22 CARRERAS, Llorens – ELIJO, Pilar- ESTANY, Assumpció- GOMEZ, María Teresa- GUICH, Ricard- MIR, Victória- OJEDA, Felipa- PLANAS, Teia- SERRATS, María Gracia: Cómo educar en valores, op.
Image of page 43
Image of page 44

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 51 pages?

  • Winter '19
  • Vida, Verdad, Buenos Aires, Comunicación, Entendimiento, Edad Media

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture