mejores ensayos o demostraciones de teoremas colaborar en los informes etc\u00e9tera

Mejores ensayos o demostraciones de teoremas

This preview shows page 155 - 158 out of 264 pages.

mejores ensayos o demostraciones de teoremas; colaborar e¡n los informes, etcétera. Las opciones son innumerables. El uso reflexivo de la inteligencia repartida en las aulas toma muchas formas; algunas implican un largo y laborioso trabajo; otras, tareas muy fáciles de encarar, que pueden comenzarse hoy mismo y que están, práctica-mente, al alcance de cualquiera.Todo programa de estudios pedagógicos basados en la persona más el entorno tiene conciencia de la trayectoria que lia seguido la civilización, desde los sistemas de cómputos más elementales (un guijarro equivale a una oveja), hasta los jeroglíficos, los alfabetos y otros sistemas más sofisticados. Es notable cómo la gente no ha vacilado en incorporar a la actividad cognitiva no sólo a las personas sino a las cosas que nos rodean, silenciosas y quietas, disponiéndolas de tal modo que se convierten, según la encantadora expresión acuñada por Gavriel Salomen, “en las compañeras de la cognición”.
Background image
MotivaciónLa economía cognitiva de la educación“¿Por qué estudiamos esto?”¡A ningún maestro le agrada la pregunta! Esas palabras de escepticismo repecto de la actividad pedagógica se encuentran entre las expresiones proferidas por los alumnos que se reciben con menos beneplácito. Cuando alguien pregunta “¿por qué estudiamos esto?”, no hay docente que no acuse recibo del mensaje. Al menos para un alumno, las cosas no son tan obvias. La empresa pedagógica no tiene sentido. ¿Por qué esperan entonces que yo permanezca en ella?¿Qué debemos hacer? Nos quejamos de la ceguera de los estu-diantes, preguntándonos por qué son incapaces de reconocer la impor-tancia que tiene el conocimiento y la habilidad para construir su futuro; o por qué no se sienten atraídos por la lectura de Shakespeare o por el estudio del álgebra. Pero a veces los alumnos que manifiestan tales recelos están viendo las cosas con demasiada claridad. Transcribo a continuación algunas preguntas formuladas por un alumno de cuarto grado a propósito de las fracciones.1*) ¿Cuánto es la mitad de una fracción? 2S) ¿Por qué usamos fracciones?3S) ¿Qué tienen que ver las fracciones con la matemática? (sic) 49)¿Tienen que ver con alguna otra cosa?¿Preguntas tontas? ¡En absoluto! No revelan la empecinada necedad de un estudiante carente de visión. Por el contrario, están muy bien puntualizadas. “¿Qué tienen que ver las íraóciones con la matemática?”, indica que el currículum de esa disciplina no ha explicitado cómo se ensamblan los diversos aspectos de la matemáti-ca. “¿Tienen que ver con alguna otra cosa?”, indica que no se han establecido conexiones entre la clase de matemática y lo que acontece en la vida del alumno fuera de ese curso. Ante semejante falta de vínculos, es válido preguntarse entonces por qué se estudian las fracciones.
Background image
Por cierto, es necesario conectar más las cosas. El tema consti- tuye uno de los programas de la pedagogía de la comprensión y de la
Background image
Image of page 158

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 264 pages?

  • Spring '19

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture