Carpio Adolfo - Principios De Filosofia.pdf

El fuego es un principio generador autoformador y

Info icon This preview shows pages 32–34. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
el fuego es un principio generador, autoformador y autoordenador, inmanente a todas las cosas. 6 3. Heráclito: el logos El fragmento 30 concluye diciendo que el fuego, que es el mundo, se enciende y se apaga "según medida" ( ). Esta expresión indica que el cambio de que se trata está sometido a un cierto ritmo alterno -como, por ejemplo, el ritmo cíclico de las estaciones, o el del nacimiento y la muerte-. Aquí se encuentra, junto a la del fuego, la otra idea fundamental de Heráclito -quizá-, de seguir a ciertos intérpretes, su tema capital. 7 En efecto, tanto como el cambio le preocupa a Heráclito la "medida" de ese cambio, la regla o norma a que ese devenir está sujeto. El cambio no es cambio puro, por así decirlo, sin orden ni concierto -lo cual sería por lo demás impensable-, sino un cambio que sigue ciertas pautas. Con lo cual aparece por primera vez -si no con entera claridad, al menos prefigurado- el concepto de lo que luego se llamará ley científica, y que Heráclito denomina Dike (Justicia) y logos. Esa "ley" o norma la piensa Heráclito como ritmo u oscilación entre opuestos; y en otro de sus célebres fragmentos se lee que "la guerra de todas las cosas es padre, de todas las cosas es rey" (fr. 53). "Guerra", pólemos ( ) no es sino un nuevo nombre para el cambio. Heráclito la llama "padre" y "rey" 8 vale decir, la considera aquello que genera, aquello de donde las cosas se originan, y a la vez lo que manda, gobierna o domina sobre ellas. Éstos son, precisamente, los dos sentidos principales de la palabra , arjé, que suele traducirse por "fundamento" o "principio" (cf. supra, Cap. I, § 4), porque el fundamento de todos los entes se lo piensa como aquel algo primordial de que todos provienen, del que dependen y por el que están dominados, pues les impone su ley. El término "guerra" pone de relieve en la noción de cambio un matiz que no es difícil comprender: la guerra supone siempre enemigos, contrarios, y según ya sabemos (cf. § 1) el cambio implica el par de opuestos ser y no-ser, como si fuesen contendientes o contrincantes. En efecto, Heráclito concibió lo absoluto como proceso dialéctico, según observaba Hegel: 9 "dialéctico", porque en ese proceso se realiza la unidad de los 6 Cf. op. cit. p. 249. 7 Cf. G.S.KIRK - J.E.RAVEN, The Presocratic Philosophers, Cambridge At the University Press, 1964, p. 187. 8 La palabra "guerra", es en griego de género masculino. 9 Vorlesungen über die Geshichte der Philosophie [Lecciones sobre la historia de la filosofía] en Werke (Obras, ed. Glockner), XIII, p. 328. La dialéctica, entonces, tiene su origen más remoto en Heráclito, y cuando Hegel, en el siglo pasado, vuelve a poner en circulación, por así decirlo, este concepto filosófico, no
Image of page 32

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full Document Right Arrow Icon